viernes, 12 de agosto de 2022

EMERSON LAKE & PALMER (Trilogy 1972)


Debía tener unos 15 años, cuando descubrí por primera vez este disco. Entonces yo era un chaval inquieto, amante de la música y deseoso de encontrar sonidos nuevos que abrieran mi mente y me llevaran hacia otra dimensión sonora, Alguien, seguramente mayor que yo, no recuerdo quien, me recomendó este álbum. ¿Quieres escuchar algo realmente bueno y distinto a lo que estás acostumbrado?. ¡¡Por supesto!!, le dije. Pues te recomiendo el "Trilogy" de Emerson Lake & Palmer. Y corrí sin dudarlo a la tienda de Discos Sellés de mi ciudad para comprarlo. Sabía que estaría allí esperandome, puesto que ya le había hechado el ojo hacía tiempo a su portada, y tenía el dinero justo en el bolsillo, pero me invadía el temor de que estubiese agotado. Crucé la puerta de la tienda y me dirigí nervioso hacia la sección de rock sinfónico, buscando el cajón con la letra E, donde sabía que estaría correctamente colocado, con su funda de plástico y todo. Cuanto es?. pregunté en la caja. Tanto, me dijo la simpática vendedora. Pagué con más monedas que billetes, me sellaron la cartulina de los descuentos, y salí zumbando hacia mi casa, impaciente por escucharlo. Por suerte cuando llegué, no habia nadie. Encendí mi flamante tocadiscos Philips, holandés, puse el vinilo en el plato, me ajusté los auriculares, y dejé caer la aguja, (un ritual que por desgracia, hoy en día se ha perdido en la mayoría de los hogares).
Recuerdo hoy, como si no hubieran pasado los años, la sensación que sentí al comenzar a escuchar la primera pista, la suite titulada, "The Endless Enigma, Pt. 1". Mi corazón late al compás del bombo de la batería de Carl Palmer. Esto parece surrealista, nunca había visto nada parecido ni tan bueno, pensaba yo, mientras sigo escuchando el enigmático y cósmico sonido inicial que brota del sintetizador Moog de Keith Emerson, dando paso a la explosión de megavatios, que viene después por parte de los tres músicos. Los teclados, la batería, el bajo, o la voz de Greg Lake... no sabría decir que es lo que me produce más fascinación. Nunca antes nadie, había mezclado el rock progesivo, el Jazz futurista, el Folk acústico, etc., de una manera tan personal, y con un resultado tan alucinantemente exquisito, limpio y espectacular. Así que, continuo mi viaje intrasensorial, aplastado cómodamente en mi sillón, a la espera de nuevas sorpresas. Lo que viene acontinuación, termina de convencerme de que estoy ante algo realmente grande. El segundo corte, "Fugue", suena como un lucimiento personal de Keith Emerson, demostrando su virtuosismo como pianista, tocando su magnífico Steinway. Casi enlazada con esta, escucho la introducción de la última parte de la trilogía, "The Endless Enigma Pt. 2". De nuevo, me sumerjo en toda la grandiosidad de la música de EL&P, alucinando con ese comienzo de campanas repicantes y esos sintetizadores, que parecen evocar el sonido de las trompetas de Jericó, llamando a la rendición de la ciudad sagrada . Apoteosis puro, emergiendo a borbotoes de los teclados moog, mientras la descomunal batería Ludwig de Palmer, redobla sin perder una milésima de segundo, al ritmo contundente marcado por el bajo de Lake. Llega ahora el turno de una de las joyas más relucientes del álbum, "From The Begining", la balada perfecta, que no podía faltar en ninguno de los álbumes de la banda. Greg Lake, canta por mi oido derecho, acompañado por su guitarra acústica Gibson J 200, aunque tambien escucho sonar en otras pistas, el bajo Fender y la fantástica Zemaitis Doubleneck eléctrica. La guinda del pastel la ponen los excelentes arreglos de Keith, que rematan la canción hacia el final con un sorprendente sólo de sintetizador, con cierto sabor a samba brasileira. Y que decir de Carl Pamer, pues que aquí su papel se limita "simplemente" a acompañar la balada con unos bongos. No hacía falta nada más, pienso yo.
Para continuar con la reseña de este álbum voy a dejar atrás los recuerdos personales de mi primera audición y centrarme más objetivamente en comentar los temas que vienen a continuación. "The Sheriff", es una divertida parodia country al estilo del viejo oeste. Para ser sincero, y desde mi punto de vista, quizás esté fuera de lugar, yo le hubiera dado un destino más adecuado y tal vez encajara mejor en, "Brain Salad Surgery". De todas formas es un tema que mantiene el distintivo sonido la banda, y los tres músicos hacen un trabajo impecable, empleandose a fondo en una compenetración perfecta. Si tengo que destacar a alguien, aparte de Keith, que aquí sobresalga del resto, me decantaría por Carl Palmer, que se muestra especialmente brillante en su ejecución. "Hoedown", es una adaptación de la sección, Hoe Down, del ballet "Rodeo" de Aaron Copland. Aunque en realidad, se trata sólo de una visión muy particular del clásico tradicional norteamericano, puesto que aquí todo transcurre a un endiablado ritmo, con los frenéticos teclados de Keith, queriendo imitar el sonido de una marcha de gaitas escocesas en progresión. Este es uno de los temas que mejor se adaptaron en los conciertos en directo, y su corta duración, lo hace bastante audible y nos ayuda a mantenernos despiertos hasta el final.
"Trilogy", es el tema que abre la segunda cara, el más largo del álbum y también mi favorito. Da la impresión, de que quiere darnos una tregua, invitándonos a apaciguar nuestras emociones durante sus primeros tres minutos. Todo comienza con una suave melodía de sintetizador, seguida por unos ingeniosos arreglos de piano que suenan acompañando a la voz de Greg. El mismo piano es el que rompe la calma, redireccionando el tema hacia un explosión de sonido brutal, en la que los tres músicos fusionan sus fuerzas. Moog, bajo y batería, consiguen crear un ritmo frenético, apoteósico y absolutamente genial. La cálida voz de Greg, cambia radicalmente, para dar un inesperado giro y convertirse en un arrollador huracán que narra su historia de desamor a los cuatro vientos. "He tratado de reparar el amor que terminó hace mucho tiempo, aunque todavía fingimos, nuestro amor seguramente está llegando a su fin. No pierdas el tiempo tienes que amar de nuevo"."Living Sin", Tiene un ritmo progresivo perfecto de principio a fin. Aunque como bien afirmó Lake, años después en una entrevista, el término "progresivo", no se usaba mucho en aquella época. Es un tema pesado, que se caracteriza por el potente y agresivo sonido que Keith aplica a su órgano Hammond C3, durante todo su desarrollo. Aquí Greg Lake nos sorprende, y demuestra que es capaz de modular su voz y llevarla hasta niveles de altura verdaderamente increibles, experimentando con efectos vocales, nunca antes vistos, y que en algunos momentos suenan demoníacos. Su ejecución con el bajo es brutal, sin más. Palmer reivindica su papel de imprescindible en la banda, manejando salvajemente su batería, en busca de los poliritmos secretos del rock. Terminamos este viaje alucinante con el instrumental, "Abbadon´s Bolero", un homejaje muy personal que EL&P, hicieron al clásico Bolero de Ravel. De nuevo aquí Keith, llena el tema, empleando múltiples pistas superpuestas para lograr un efecto similar al de una orquesta completa de músicos clásicos. Flautas, trombones, cuerdas... todo emana de sus teclados sintetizados, desarrollandose en crescendo durante los más de ocho minutos que tiene de duración, mientras Carl, mantiene incansable, el característico ritmo de bolero, y Greg, se limita a aportar los arreglos de bajo de forma impecable.    

La producción del disco es impecable, siendo el álbum con mejor sonido grabado por EL&P. Esto no es de extrañar, ya que el ingeniero es, Eddie Offord, el mismo que un par de meses después, estaría detrás de otro legendario álbum, el "Close To The Edge" de Yes. Para el diseño de su portada pensaron el un cuadro del artista catalán Salvador Dalí, titulado, "Enigma Sense Fí", pero desistieron al conocer el precio de 50.000 libras esterlinas que tenían que pagar por los derechos de autor. Al final, creo que acertaron, y este, fue encargando a Storm Thorgenson, de Hipgnosis, quienes crearon la excelente portada con el perfil de los tres músicos, con la mirada perdida hacia el ocaso, y luciendo sus melenas al viento. Para el interior de la carpeta, se diseñó un hermoso fotomontaje, compuesto por múltiples imágenes del trío, posando en un fondo boscoso, y que fue tomado entre el Gran Área de Londres y Essex.

11 comentarios:

  1. https://mega.nz/file/40NXjDib#yIvdDkCY3L8rGvPLSHuHNYWmts3JIpUGIDP8g8oIwz0

    ResponderEliminar
  2. hi! I put your blog in my blog list (https://sintrabloguecintia.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, friend. I link your blog in this.
      Greetings to Portugal

      Antoni.

      Eliminar
  3. Fuiste uno de los pioneros en promover a tu edad algun disco/forum , precisamente con ELP. Tu primo Angelin ya tenia todos los discos de ellos, y el muy cabr…. Nunca los destapo, por miedo a estropearlos o rayarlos. Solo cuando Javi y yo empezamos a coleccionarlos, me aparece Angel con el disco de ISLAND para restregarnos el atraso que teniamos en este pais. De donde coño los saco? ..pues de su amigo Andres de EE UU, guitarrista mundial y otros amigos.

    Iván Lofranc.

    ResponderEliminar
  4. Hola, primo.
    Gracias por refrescarme la memoria.
    Tu hermano Ángel fue el "culpable" de mi adicción a la música. Él nos abrió la mente, y siempre iba por delante de nosotros a la hora de descubrir cosas nuevas. Recuerdo lo orgulloso que estaba de su a migo Andrés el guitarrista, que por cierto, Que habrá sido de él?.

    ResponderEliminar
  5. ¡Madre mia, el Trilogy!
    Desde el milenio pasado que no lo escucho.
    Yo también fui de los quede embrujado por su músico, y compe todos sus primeros Lps que aún conservo, eso si, con su buena capa de polvo.
    Pero como todos los embrujos, acaba la magia.
    Miedo me daba volverlo a oir, pero bueno, he resistido heroicamente. La que de vez en cuando ha ido sonando ha sido el From the Begginings, que siempre me ha gustado, aunque la parte final del Emerson siempre me ha sobrado un poco, cuentan que durante la grabación Emersón amenazó con echarse a llorar si no le dejaban meter su solo.
    Tambien me ha gustado bastante la última, "Abaddon's Bolero".
    Prefiero las otras bandas de los componentes, Nice, Atomic Rooster, King Crimson o Asia.
    Bueno, has estado al borde de la colleja, pero te has salvado, aunque te advierto que el que juega con fuego...
    Saludotes
    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.
      El "From The Beginining", es un tema que suele gustar a todo el mundo, eso no vale. Lo que tiene más mérito es atreverse con lo demás. Yo también, hacia tiempo que no escuchaba este álbum, pero me acordé de él, y hace unos días, me armé de valor y le dí otra escucha, relajado en el sillón y con cascos. La verdad es que me volvió a sorprender casi como el primer día, y disfruté como un enano con su espectacular estéreo. Así que sigo siendo un incondicional defensor de temas como "Trilogy", ó "Living Sin", que ne siguen gustando por su fuerza emocional.
      Advierto que voy a seguir jugando con fuego en las próximas entradas, aunque me gane las collejas. No hay que olvidar el lema de este blog: "aficiones y perversiones"...

      Saludotes.
      Antoni.

      Eliminar
  6. Mi disco preferido de EL&P, ese "From the begginings" sigue siendo un tema de cabecera. Recuerdo parte de un artículo en Disco Express de la época. Elogiaba el primer concierto que dio la banda en España, en Barna concretamente. Decía algo como que antes de la entrada se produjo un repentino silencio, entraron los primeros acordes del moog de Keith y la gente se miraba sorprendida, sin apenas creer lo que estaba sonando, parecían transportados a otra dimensión. El articulista concluía que nunca había asistido a un concierto de tanta dimensión emocional.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  7. Hola Javier.
    Este tambien es mi álbum favorito, junto al primero. Aunque yo pienso que hay un antes y un después en la trayectoria de EL&P. Hasta el "Brain Salad Surgery", todo fue bien, pero el día que salió el primer volumen de "Works", yo, como incondicional de la banda, fui corriendo a comprarlo, pero el disgusto que me llevé fue mayúsculo al escucharlo. Aquello ya no era lo mismo. Ni los teclados sonaban igual, ni la voz de Greg, que se hizo demasiado cursi, ni siquiera la batería de Palmer lograba el mismo efecto. Para más INRI, los temas eran aburridos, pesados y demasiado pretenciosos. En definitiva, que mi decepción fue absoluta. Lo escuché mil veces pero no me entró nunca. Y de lo que vino después, mejor ni hablar.
    Los conciertos de EL&P eran espectaculares y emocionales, como bien dices, pero el sonido de las grabaciones en estudio era imposible de reproducir en directo. Demasiadas pistas superpuestas, sobre todo por parte de los laberínticos teclados de Keith.
    Un saludo.
    Antoni.

    ResponderEliminar
  8. Miro la imagen ,
    y me acuerdo , no
    se por que , de
    Led Zeppelin .

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Cada uno con su imaginación....Como no se parezca alguno al Ícaro de Swan Song Records
    Saludos

    ResponderEliminar