miércoles, 3 de agosto de 2022

WISHBONE ASH (Argus 1972)

Suele ser habitual, que en los grupos de rock, haya siempre uno o dos compositores que se encargan de crear los temas. También es normal que uno de los guitarristas destaque sobre los otros. Pero lo más frecuente, es que el liderazgo esté a cargo de su vocalista principal, y que este, se lleve toda la gloria. Wishbone Ash no funcionaban así, y podríamos decir que ellos eran la excepción que confirma la regla. Cuesta imaginar a esta banda sin cualquiera de sus cuatro músicos, ya que eran como una maquinaria de precisión que necesita todas sus piezas para trabajar correctamente. No tenían las mejores voces del mundo, ni las guitarras más originales y creativas. Tampoco eran los reyes del heavy, pero sonaban perfectos y sólidos, como sólo lo puede hacer una banda cuyos miembros se conocen muy bien, y por la que corre una química muy especial. En definitiva, no tenían lider. Es difícil entender el porqué, un grupo con el talento de Wishbone Ash, puede estar tan infravalorado, y más aún, después de escuchar un álbum tan excelente como lo es este "Argus" , su tercer trabajo, y su obra cumbre.  


                                                            

Contemplando la icónica portada de Argus, uno descubre una ventana abierta a la imaginación. He leido muchas cosas curiosas sobre ella, como por ejemplo, que la imagen del paciente centinela obervando las brumosas colinas, cubiertas por la niebla de la mañana, seguramente sirvió de inpiración para la vestimenta del personaje de Darth Vader en Star Wars. Esto podría ser cierto, o no, ya que se trata tan solo de algo que el guitarrista Andy Powell comentó en una entrevista. Pero lo que es evidente, es el parecido que existe con el casco y la capa utilizadas en la película. Hay otro curioso detalle visual que sólo se observa al desplegar la portada del álbum original, y que luego fue eliminado en la reedición de 2002. En la edición de vinilo, un OVNI aparece en el cielo, ante los ojos del espectante guerrero. Aunque hay que ser muy observador para poder apreciarlo, el objeto volador está ahí, plasmado en el cielo, formando parte del espectacular escenario, y creando una escena dotada de un profundo sentido simbólico y romántico, en la que se mezclan, pasado, presente y futuro.


Nos adentramos en sus pistas, y ya desde el primer corte, "Time Was", intuimos que lo que vendrá a continuación nos va a proporcionar emociones muy fuertes. Tranquilo e hipnótico en sus primeros momentos, el tema va cobrando fuerza con el paso de sus casi diez minutos de duración. Las voces y las guitarras de Ted y Martin Turner, suenan perfectamente conjuntadas, con una base rítmica excelente y una sucesión de solos mágnífica. En el segundo corte encontramos la excelente, "Something World", donde destaca la cálida parte vocal, a cargo de Martin y Andy, asi como la elegante combinación, acústica y eléctrica de las guitarras, y el soberbio trabajo del bajista. Seguimos con la no menos sorprendente "Blowin´Free", un trabajo excelente de los cuatro músicos, resaltando su  talento compositivo conjunto. De nuevo quedamos fascinados ante la perfecta compenetración de sus guitarras con sólidos ritmos blues rock. Esta vez son Tedy y Andy los que bordan el trabajo vocal, que como podréis observar, se va alternando en cada tema, y que aquí especialmente, suena como una aproximación a Yes. Pasamos ahora a escuchar la épica medieval de, "The King Will Come".  De nuevo, el tema va ganado fuerza conforme avanza, y sus preciosas melodías, van tejiendo un elegante tapiz multicolor. Mientras, la bateria de Steve Upton y el bajo de Martin Turner, marcan un ritmo perfecto, que culmina en un largo riff de guitarra de los que cortan la respiración. De nuevo Martin y Andy son los encargados aquí de poner las voces. Llegamos a ,"Leaf & Stream", el tema más corto del álbum, y mi favorito. En esta maravillosa balada folk, en la que no participa el batería Steve Upton, las guitarras "gemelas" de Andy y Ted, suenan especialmente cristalinas, y parecen mantener un diálogo entre ellas. La canción de Martin, suena épica, y su bajo, dirige susurrante, emulando una perfecta tormenta lejana. Llegamos ahora a uno de los platos fuertes del álbum. "Warrior", se inicia con un espectacular riff de guitarra que va evolucionando con numerosos cambios de ritmo. De nuevo tenemos a Martin y Andy, mano a mano, haciéndonos vibrar con sus excelentes voces. Como broche final está el tema titulado, "Throw Down The Sword", que parece enlazar con la anterior. Sonido con matices medievales, sofisticados solos de guitarra y voces brillantes e imaginativas. Una buena manera de terminar este álbum, tan bien parido sin fecha de caducidad, en los estudios Warner Bros De Lane Lea de Londres.

 .


Martín Turner (voces, bajo)

Andy Powell (guitarras, voz)

Ted Turner (guitarras, voz)

Steve Upton (bateria)



                                                           Sometime World

 


Blowin´Free


Leaf & Stream


Warrior

19 comentarios:

  1. https://mega.nz/file/4t80zaDA#Ych8DuvPl_Ytdj2dn5BiELD00h6n8fIGxFATJAHAgOQ

    ResponderEliminar
  2. Great album, a real milestone. thanks a lot !

    ResponderEliminar
  3. Thak you very much, friend. This álbum is a great gem.

    Antoni

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado
    Blowin Free y
    Warrior .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Son dos temazos, sin duda. Blowin Free, tiene ciertas reminiscencias de Yes (o eso me parece a mi).
      Antoni

      Eliminar
  5. Hey I had the double live (yellow) album but quasi didn't listened it ! This one is for real ! Alain ( from Bretagne)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, Alain. This band is very good live. Pure progressive sound, without artificial effects.

      Antoni.

      Eliminar
  6. Hola Antoni:
    Este es de mis discos favoritos de toda la vida y siempre me ha ido persiguiendo, lo encuentro genial y además innovaron con el rollo ese de las dos guitarras.
    Tengo montón de batallitas con respecto as este grupo:
    De muy jovencito estaba obsesionado con ese disco y recuerdo que le cambie un lp mio por una cassette de 90 minutos con el Argus y el Four, que por cierto es casi igual de bueno que el Argus, y no estaría de mas que apareciese por aquí. Que tiempos en el que las discotecas tenían tan buenos discos.
    Ni que decir tiene que la cinta la masacré vilmente y no le dí la mas mínima tregua, por lo que no hace falta repasarme el disco que me lo se de memoria. Todas las canciones son bien buenas.
    Fin de la primera batallita, y que dan dos mas.
    Saludotes
    Jose

    ResponderEliminar
  7. Hola Jose.
    Al contrario que tú, yo descubrí este álbum recientemente. No quiero decir con esto que no lo conociera de toda la vida, pero nunca le había prestado toda la atención que se merece. Ahora, después de haberlo escuchado muchas veces, puedo afirmar que se ha pasado a ser uno de mis favoritos. Temas como "Sometime World", "Leaf & Stream", ó Warrior, me tienen todo el verano enganchando, y como bien dices, no hay ninguna mala.
    Espero impaciente la segunda parte de tus batallitas.

    Saludotes
    Antoni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Batallitas 2:
      Pues corria el gloriosos 1975, donde hice mi primer curso hippie y con mis 19 años recien cumplidos y mi nueva novia recorriamos el pais a dedo, como debía ser y recalamos en Lleida donde nos dedicamos a recoger fruta, aunque la mayoría de días no ibamos a currar para dedicarnos a actividades mas placenteras, cuando nos enteramos que en Marbella había un festival Startruckin con WishboneAsh, uno de nuestros grupos favoritos, junta a Soft Machine, La Mahavishnu, y mas grupos, aparte de Lou Reed, que al final se rajó.
      Así siguio nuestro particular "En el camino", cruzando todo el pais por carreteras secundarias coincidiendo con montón de gente que ibamos a lo mismo y con los que compartiamos sueños. Una vez en Marbella, se creó una pequeña nación, curramos en el montaje e hicimos montones de amigos con las promesas de visitarnos. Los Wishbone brutales, todavía he tenido hasta hace no mucho una camiseta de ellos que pillé en el concierto, no se como y la baqueta del batería que nos lanzó.
      Fin del concierto y a visitar a los nuevos amigos del "Foro", donde vivimos experiencias increibles.
      Por eso siempre he tenido a los Wishbone Ash como parte de mi vida.
      Proximamente Tercera batallita.
      Saludotes
      Jose

      Eliminar
    2. Estas batallitas son de lo más entretenido. Sigue sigue

      Eliminar
  8. Me convertí en muy fan de ellos cuando publicaron su "Wishbone Ash" y el "There´s the Rub". Maravilloso el "Four", uno de mis discos de cabecera de siempre. Después me fui haciendo con el resto de su obra, en ferias y subastas, siempre de segunda mano en buen estado.
    He repasado la carátula de este "Argus" y efectívamente aparece el susodicho OVNI en la contraportada. Mi edición es la pobetrona española, sin gatefold ni fotos, pero suena muy bien.
    Menudas batallitas las de Korto. Mi hermano mellizo también se fue a Marbella a ver al Reed. Mañana monto en bici con él y le intentaré sacar información (la que me dio entonces ya la tengo olvidada).
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Javier,
      me gustaría muchísimos conocer las impresiones de tu mellizo, este festival fue un hito en el underground hispano, tírale de la lengua y luego cuenta, cuenta.
      Saludotes
      Jose

      Eliminar
    2. A mi también. Cuenta, cuenta...

      Eliminar
  9. Batallitas 3:
    En el año 2015 el promotor de conciertos Robert Mills nos llamó para decirnos que traía a Wishbone Ash a Lérida y que bajasemos. Nos falto tiempo, ver a una de nuestras bandas favoritas después de tantísimos años. Cebo confesar que los conciertos de "las viejas glorias" siempre me han dado algo de miedo, pero no, allí estaban ellos como si el tiempo se hubiese detenido, dando un magistral concierto, combinando sus viejos temas con los últimos.
    Me gustó la actitud del grupo, de una sencillez y cercanía pasmosa, un grupo que no ha dejado de tocar desde su formación en 1969 y además con mucha dignidad. No como otros que cuando empieza su declive de fama, lo abandonan.
    Eran como unos gitanos del rock, acababan el concierto, soltaban las guitarrras y empezaban a soltar cables y mover todo el material hasta su furgoneta, que la tenían dividida en dos partes, una para el material y otra para la familia, pues viajaban por todo Europa con sus mujeres, unas adorables señoras, que momentos antes vendían sus camisetas y sus discos, nada de esas tías macizorras que vemos en los merchandisings de ahora.
    Estuvimos mucho rato hablando con ellos, siempre muy amables, que pa algo son ingleses, y cuando les dije que para mi Argus era uno de los mejores discos de Hard Rock de todos los tiempos, se sorprendieron e incluso se ruborizaron, también hablamos del concierto de Marbella, que recordaban perfectamente y con mucho cariño.
    En fín, uno de los grupos mas auténticos que quedan, lejos de la fama y las grandes ventas y que hacen lo único que saben hacer en la vida, tocar buen rock.
    Un ejemplo que muchas estrellitas debieran seguir.
    Fin de Batallitas.
    Jose

    ResponderEliminar
  10. Menudo abuelo
    cebolleta estás
    hecho Jose .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro día os contaré cuando hice la mili en Melilla y me fugué con la cabra de "La Legión".
      Un saludo
      Jose

      Eliminar
  11. Lo de la mili me lo creo, pero lo de la cabraaa... No te imagino a ti de legionario.

    ResponderEliminar